Historia de San Patricio y sus celebraciones

saint-patrick

San Patricio es el patrón de Irlanda. Cuando era un hombre como cualquier otro, fue sacado de su casa en la Britania romana por saqueadores irlandeses para ser esclavizado en Irlanda. Tras seis largos años trabajando como pastor, logró escapar y regresó a Bretaña. A su vuelta, tuvo una revelación: su objetivo en la vida era convertir Irlanda al cristianismo.

¡Su misión resultó ser todo un éxito!

Entre los logros de San Patricio estaba haber convertido a mujeres adineradas en monjas y a príncipes en creyentes. Es más, se dice que ahuyentó a las serpientes de la isla. Había nacido una leyenda.

1500 años después, el Día de San Patricio se ha convertido en una celebración internacional de Irlanda y su cultura. Por todo el país y en las principales ciudades del mundo, la gente se viste de verde, toma las calles y brinda con una pinta de Guinness por la “isla esmeralda”.

La tradición de los grandes desfiles y las fiestas empezó entre las comunidades de inmigrantes irlandeses en la costa este de Norteamérica, los cuales querían mostrar el orgullo que sentían por su patria querida. Hoy en día, los desfiles que se organizan en Irlanda son de los mejores del mundo. Una cosa está clara: son gente que sabe pasárselo bien.

¿Qué opinaría San Patricio de todo esto?

El día de San Patricio en Irlanda

St-Patricks-Parade-DublinDublín

El Día de San Patricio es un festivo nacional que se celebra con fervor por toda Irlanda e Irlanda del Norte. Es difícil de creer que, hasta los años 1970, los pubs del país cerraban durante el día santo como muestra de respeto.

En Dublín, las calles se llenan de música, ferias, funciones teatrales… ¡y de irlandeses alegres! El fin de semana acaba con una carrera de remo en el río Liffey entre Trinity College Dublin y University College Dublin.

Haz clic aquí para más información sobre nuestros cursos de inglés en Irlanda e Irlanda del Norte.

El Día de San Patricio en Estados Unidos: Nueva York, Boston y Chicago

Chicago-river-st-patricks-dayFoto: Christopher Macsurak

Todo empezó en Nueva York, allá por 1766. Los soldados irlandeses destinados en colonias americanas organizaron en la ciudad un pequeño desfile para celebrar el día santo. Siguen desfilando hoy en día, pero a ellos se unen cientos de miles de juerguistas que salen a divertirse. El desfile recorre la Quinta Avenida, de la calle 44 a la 79.

Pero no es solo Nueva York la que se vuelve irlandesa por un día. Boston es la ciudad estadounidense a la que llegaron más inmigrantes de Irlanda, lo que la convierte en un lugar perfecto para disfrutar de un buen plato de corned beef con repollo y celebrar este festivo. El río Chicago (en la foto) se tiñe de verde cada año… ¡una costumbre que adoptó Michelle Obama en 2009, al teñir el agua de las fuentes de la Casa Blanca!

Si estás en EE. UU. el Día de San Patricio, hay una tradición de la que hay que tomar buena nota: ¡si no llevas ninguna prenda verde puesta, te van a pellizcar!

Haz clic aquí para más información sobre nuestros cursos de inglés en EE. UU.

El Día de San Patricio alrededor del mundo

st-patricks-day-chinaFoto: Ivan Walsh

Donde haya una comunidad irlandesa o un pub (es decir, en cualquier lado), encontrarás celebraciones del Día de San Patricio. Las fiestas de Sídney (Australia) son las segundas más grandes del mundo –después de Nueva York–; empiezan el día con un desfile y la celebración sigue en Hyde Park hasta última hora de la tarde. ¡Incluso Buenos Aires tiene su propio desfile!

Parece que el mundo entero ha sucumbido a los encantos de Irlanda y sus gentes. ¡Únete a la fiesta!