10 platos coreanos que debes probar en Seúl

Viajes Junio 19, 2018

Corea del Sur está de moda, y teniendo en cuenta sus históricas cifras de turismo, ¡quizá ya vaya siendo hora de que te animes a descubrir por ti mismo este increíble país! Tanto si vienes simplemente a conocer otro rincón más del mundo, como si decides estudiar coreano en plena inmersión, ¡uno de los platos fuertes de tu viaje será precisamente la gastronomía! Si no hablas coreano, ponerte a descifrar los menús puede resultar algo complicado, por lo que hemos preparado una lista de los 10 platos coreanos que debes probar en Seúl. ¡Que aproveche!

 

1. Banchan

Esta palabra se refiere a unos pequeños platos que se sirven como entrantes. Puede que ni siquiera tengas que pedirlos, ya que suelen estar incluidos con la comida. Espera encontrarte, entre otros, kimchi (sigue leyendo), namul (brotes de soja salteados con aceite de sésamo) o oi muchim (ensalada de pepino picante).

 

2. Kimchi

Si hay una comida coreana famosa en el mundo entero, es el kimchi. Este plato de col fermentada es la estrella de la gastronomía coreana, además de ser muy rico en probióticos, que favorecen la digestión y aportan muchos otros beneficios para la salud. Lo encontrarás en todos los restaurantes, así que no dejes de probarlo en al menos una de sus formas, como los pepinos rellenos de kimchi, dongchimi (también conocido como («kimchi de agua») o kkakdugi (kimchi elaborado con rábanos picados).

 

3. Haemul pajeon

Una tortita de marisco puede no sonar del todo apetecible, pero imagínate este plato como un crep salado hecho de marisco – ¡delicioso! La base es la tortita de vieiras, y normalmente viene aderezado con una combinación de gambas, calamar, almejas, ostras y mejillones acompañada de salsa de soja.

 

4. Japchae

¡Este plato coreano gusta hasta a los más quisquillosos con la comida! Este plato a base de fideos es de lo más especial, ya que los propios fideos están hechos de pasta de boniato. Normalmente se saltean con verduras, aceite de sésamo, salsa de soja y cerdo o ternera, aunque también podrás pedir la versión vegetariana sin problema.

 

5. Bibimbap

Este plato lleno de color le da mil vueltas al típico bol de arroz. El bibimbap quizá sea el plato más fácil de encontrar en los países occidentales, y lleva arroz blanco, pasta de chile, pasta de soja, ternera y un huevo frito. Se sirve aún caliente y hay que mezclarlo todo antes de empezar a comer. ¡Normal que levante pasiones!

 

6. Bulgogi

A los coreanos les encantan los sabores complejos, ¡y este plato no es ninguna excepción! El bulgogi consiste en unas finas tiras de ternera marinadas en salsa de soja, jengibre, ajo, pimienta negra, ¡y quizá algún que otro ingrediente secreto! Lo mejor de este plato es escuchar el chisporroteo de la carne mientras se hace en la barbacoa, ¡y disfrutar de su delicioso aroma antes de que llegue a la mesa!

 

7. Gogi gui (o «barbacoa coreana»)

Otro plato bastante conocido de la gastronomía coreana es la famosa barbacoa coreana. La encontrarás en los menús como gogi gui (escrito a veces como una sola palabra), ¡y parte la gracia de este plato es cocinarlo tú mismo en el grill! En los restaurantes de barbacoa coreana de Seúl, podrás pedir distintos tipos de carne (normalmente varios cortes de ternera y, en ocasiones, de pollo), acompañados con una gran variedad de banchan. ¡Es toda una experiencia!

 

8. Samgyetang

¿Que cómo se enfrentan los coreanos al calor del verano? ¡Pues con más calor! Esta sopa caliente de pollo y ginseng se sirve cuando suben las temperaturas, y la idea es que calentarte por dentro en realidad te ayuda a regular la temperatura corporal y a mantenerte fresco. También lleva ajo, arroz y azufaifos.

 

9. Bingsu

Si buscas refrescarte de una forma más «convencional», no dejes pasar el bingsu, ¡uno de los platos coreanos que debes probar en Seúl más dulces! Se trata de un postre a base de hielo picado cubierto con leche condensada y distintos ingredientes. La opción más tradicional es la pasta de judías rojas, pero si no te convence mucho, ¡también puedes añadirle todo tipo de frutas, té verde o chocolate!

 

10. Dakkochi

Y ya para terminar, ¿cómo nos íbamos a olvidar de la comida callejera coreana? Estos pinchitos de pollo a la parrilla nunca decepcionan. Prueba la versión picante, marinados en pasta de chile, o la versión dulce, marinados en miel y azúcar moreno. En cualquier caso, ¡son una forma rápida y económica de matar el gusanillo!

 

¿Se te está haciendo ya la boca agua de pensar en estos 10 platos coreanos que debes probar en Seúl? Pues esto no es más que el aperitivo… ¡tendrás que hacer las maletas si quieres probarlos todos!

Tengo hambre… ¡llévame a Seúl!

Por Leah Ganse

¿Qué opinas?