Un curso de inglés en Bristol inolvidable

Mi nombre es Celia y soy una estudiante de 20 años. El pasado verano decidí viajar al Reino Unido para afianzar mi inglés y, de la gran variedad de ciudades que había, opté por hacer un curso de inglés en Bristol. ¡Excelente decisión!

Recuerdo que el primer día estaba muy nerviosa, ya que no conocía la ciudad ni las líneas de autobús, pero cuando llegué me resultó muy fácil encontrar el bus para ir al centro, y me dejó muy cerca de la residencia King Square. Ese día estuve visitando las tiendas y un encargado de una de ellas me recomendó los mejores restaurantes y pubs de la ciudad, por lo que fui a Clifton, uno de los mejores barrios de Bristol. Cuando volví a la residencia, el primer día, ya conocí a mucha gente y todos eran supersimpáticos y alegres.

Al día siguiente, en el colegio nos dividieron por grupos para realizar las pruebas de nivel de Inglés y, posteriormente, un guía nos fue mostrando los sitios más famosos de la ciudad y los graffitis del gran Banksy. Luego, volvimos al colegio, donde nos anunciaron los resultados de las pruebas.

En el tiempo que estuve conocí a muchas gente. Es cierto que había bastantes españoles, pero también había turcos, franceses, italianos…

 

¡Pero no todo va a ser estudiar! Lo bueno de hacer un curso de inglés en Bristol en verano es que es ciudad con mucho movimiento y fiestas. Los lunes después de varias horas de clases, visitamos un sitio llamado Revolution. Era una especie de pub-restaurante, donde los estudiantes podían cantar en el karaoke mientras jugaban al ping pong y tomaban algo; los lunes, los precios eran especialmente asequibles.

Los martes eran las noches mágicas para estudiantes, era noche de Walkabout, una especie de pub-discoteca donde nos juntábamos todos los estudiantes de todos los colegios y residencias.

Aparte de por la vida nocturna, Bristol me encantó porque sus alrededores realmente son preciosos.

 

¿Sabías que Bristol está rodeada de ciudades muy bonitas que puedes visitar en un día o un fin de semana?

 

Durante estas 6 semanas de curso de inglés en Bristol, he aprendido muchísimo vocabulario y gramática, me he soltado a la hora de hablar, he visitado sitios espectaculares, y, lo más importante: he hecho muchos amigos a los que podré ir a visitar siempre que pueda.

¡Gracias, ESL, por esta gran aventura!

¡Ahora te toca a ti!