Cómo encontrar trabajo en Australia en seis pasos

Carrera Mayo 8, 2018

Australia es un auténtico imán para los viajeros de espíritu inquieto y aventurero. Eso sí, como sabrás, el viaje no es precisamente barato, por lo que no está de más pensar en encontrar trabajo en Australia para ayudar a costearse los gastos. Pero, ¿cómo? Sabemos que adentrarse en el mercado laboral en el exterior no es nada fácil, así que hemos preparado una lista de útiles pasos que te ayudarán a encontrar trabajo en Australia, ¡para que solo tengas que preocuparte de disfrutar al máximo de la tierra de los canguros!

 

1. Solicita una visa

Antes de emocionarte pensando en koalas adorables y surferos de piel dorada, asegúrate de echarle un vistazo a los requisitos de visa para tu país. En función de tu país de origen, es posible que cumplas los requisitos para solicitar alguno o ambos de los siguientes tipos de visa:

  • Visa de estudiante

Estos visas están pensados para aquellos viajeros que se desplacen a Australia para estudiar, y tienen una duración máxima de 5 años. La gran ventaja de este tipo de visa es que te permite trabajar a medio tiempo, ¡por lo que puedes ganar algo de dinero para costearte los estudios! Y, si necesitas ahorrar un poco, hasta puedes aparcar los estudios una temporada y centrarte en trabajar. Con la visa de estudiante, también podrás apuntarte a algunos programas de formación profesional, que abarcan disciplinas tan variadas como los negocios o la estética. Gracias a sus horarios flexibles, combinar estos programas con un trabajo a medio tiempo es coser y cantar.

  • Visa Working Holiday

Pensado para jóvenes de 18 a 30 años procedentes de determinados países, la visa Working Holiday te permite estudiar un máximo de 4 meses (para que puedas refrescar tus conocimientos de inglés) antes de ponerte a trabajar. Por lo general, esta visa te permite quedarte en Australia durante un año, pudiendo trabajar un máximo de 6 meses en una misma empresa. Lo mejor de este tipo de visa es su flexibilidad. ¿Quieres trabajar tres meses en una cafetería de Brisbane, unos meses en un albergue para surferos en la Gold Coast y terminar tu estadía recogiendo uvas en un viñedo a las afueras de Perth? Adelante, ¡todo esto y mucho más está al alcance de tu mano!

 

2. Ponte al día con el inglés

Puede sonar un poco evidente, pero si quieres trabajar en un país de habla inglesa, ¡te hará falta un buen nivel de inglés! Para la mayoría de trabajos, solo te tendrán en cuenta si tienes un nivel intermedio-alto de inglés (por ejemplo, el B2 o el First Certificate). Teniendo esto en cuenta, ¿por qué no empiezas tu estadía en el exterior con un curso de idiomas, antes de lanzarte a buscar trabajo en Australia? Así tendrás un tiempo para adaptarte a la vida en un nuevo país, al mismo tiempo que mejoras tu inglés antes de dar el salto al mercado laboral. Asimismo, como es lógico, cuanto mejor sea tu inglés, ¡mejores serán tus perspectivas laborales!

 

3. Decide qué tipo de trabajo te interesa

Una vez hayas perfeccionado tus conocimientos de inglés, es hora de decidir qué tipo de trabajo va más contigo. Si te gusta el mundo del café, fórmate como barista (al fin y al cabo, ¡el flat white es una creación australiana!), ¡y podrás trabajar en cualquier cafetería del mundo el día de mañana! Por otra parte, si lo que buscas es adentrarte en el sector turístico, te vendrá de perlas trabajar en un elegante hotel, mientras que si lo que te apetece es estar al aire libre y disfrutar del sol australiano, nada mejor que trabajar en una granja. ¡La gran ventaja de este tipo de trabajos es que tendrás total libertad para viajar en tus días libres y disfrutar al máximo de tu estadía en el exterior!

 

4. Pon a punto tu hoja de vida

¿Te preocupa enviar tu hoja de vida en inglés? Tranquilo, por suerte, todos los programas que combinan cursos de inglés con un trabajo remunerado cuentan con un servicio de preparación de hojas de vida, donde te enseñarán a sacarle el máximo partido a la tuya. Gracias a este asesoramiento, descubrirás toda la información necesaria para elaborar una hoja de vida “a la australiana”, además de todo tipo de consejos para que tu candidatura brille con luz propia.

 

5. Practica para las entrevistas de trabajo

Llegados a este punto, ¡lo único que te queda por hacer antes de encontrar trabajo en Australia es practicar una y otra vez! Ensayar las entrevistas de trabajo con tu orientador profesional te hará ganar confianza en ti mismo, mejorará tus habilidades comunicativas orales, ¡y te ayudará a asegurarte de que no se te escapa ni una sola expresión australiana! Ya estás muy cerca, y una vez des este paso te sentirás más que preparado para lo que está por venir.

 

6. Elige el lugar (o lugares) donde quieres vivir y trabajar

Ahora llega lo bueno: ¡elegir destino! Si eres más de grandes ciudades, como Londres o Nueva York, no puedes perderte Sídney. Aprovecha la temporada alta y trabaja en la hostelería, en un bar, cafetería u hotel, durante el animado verano australiano, de diciembre a marzo.

En cambio, si lo que buscas es un destino de aires hípster con un ambiente de lo más auténtico, ¡en Brisbane estarás en tu salsa! Descubre esta increíble ciudad trabajando como guía turístico, saca músculo trabajando para una empresa de mudanzas, o aprende a hacer los mejores lattes de tu vida en la cafetería del momento.

Y, si lo que te atrae poderosamente de Australia son sus playas y su ambiente surfero, nada mejor la Gold Coast, donde trabajo y placer van de la mano. Además, ¡el sector turístico local busca constantemente trabajadores temporales! Una de las mayores virtudes de Australia es su gran diversidad, así que busques lo que busques, ¡encontrarás tu destino de ensueño!

 

Ahora que ya sabes qué pasos tienes que seguir, solo te queda responder a una pregunta: ¿para cuándo ese viaje a Australia?

Quiero encontrar trabajo en Australia

Por Leah Ganse

¿Qué opinas?