Cómo encontrar prácticas en Canadá

Carrera Julio 17, 2018

Con que estás deseando poner rumbo a Canadá, ¿eh? Este país norteamericano es un lugar fantástico para pasar una temporada en el exterior, además de ser ideal para estudiantes. Si quieres aprovechar al máximo tu estadía, una de las experiencias más completas consiste en hacer un curso de inglés seguido de unas prácticas. Así, conocerás a fondo el país, te rodearás de canadienses y, de paso, adquirirás una valiosísima experiencia laboral. No suena nada mal, ¿verdad? Pues sigue leyendo, ¡y descubre cómo encontrar prácticas en Canadá!

 

1. Elige una ciudad

No es ninguna sorpresa, pero… ¡Canadá es enorme! Sus ciudades son muy diferentes entre sí, así que lo primero es decidir cuál se adapta más a tus gustos y al sector al que quieres acceder. ¿Eres un amante de la naturaleza al que le encanta vivir cerca del mar y disfrutar de un estilo de vida relajado, sin renunciar a las ventajas de la ciudad? Entonces Vancouver te irá como anillo al dedo. ¿Eres más de ciudades cosmopolitas y siempre has soñado con ver las Cataratas del Niágara? Pues, entonces, puede que Toronto, a orillas del Lago Ontario, esté hecho para ti. Cuando te pongas a buscar información, lo ideal es que elijas una ciudad en la que te veas viviendo una buena temporada. Eso sí, teniendo en cuenta el coste de la vida relativamente bajo del país y su estupendo ambiente estudiantil, elijas lo que elijas, ¡no te vas a equivocar!

 

2. Planea tu estadía y solicita la visa

Después de preguntarte cómo encontrar prácticas en Canadá, la segunda duda que te vino a la mente probablemente fuese: “¿me hará falta una visa?”. Si tienes pensado quedarte más de seis meses (que será el caso si quieres hacer unas prácticas), tendrás que solicitar un permiso para estudiar. Para ello, necesitarás una carta de aceptación de la escuela que organice tu programa de prácticas, tu pasaporte y un comprobante de tu situación económica. Tranquilo, unos extractos del banco o una carta de la escuela en la que confirmen que has pagado la totalidad del curso y el alojamiento te servirán como comprobante.

Vale, ¿por dónde empezar? Una opción es ponerte en contacto con los organizadores de tu programa directamente, que estarán encantados de orientarte durante todo el proceso. También puedes dirigirte a la embajada canadiense más cercana.

 

3. Encuentra alojamiento

Que disfrutes de tu estadía en el exterior o no tiene mucho que ver con dónde y con quién eliges vivir. Según lo independiente que quieras ser, unas opciones te llamarán más la atención que otras. Si te encanta la idea de vivir con canadienses y practicar tu inglés a todas horas sin renunciar a sentirte como en casa, quizá lo mejor sea alojarte en casa de una familia. Las familias suelen vivir en los alrededores de las ciudades, pero disfrutarás a fondo de la calidad de vida canadiense y vivirás una inmersión cultural auténtica en una zona residencial.

Por otra parte, si lo que quieres es estar rodeado de otros estudiantes internacionales de tu edad, puede que alojarte en una residencia universitaria vaya más contigo. Con esta opción, estarás más cerca del lugar en el que realizas las prácticas y de la escuela. Por último, si quieres mayor independencia y tienes un dinerillo extra ahorrado, ¡puede que compartir piso con otros estudiantes, locales o internacionales sea justo lo que andas buscando! Y, si no estás seguro, siempre puedes reservar alojamiento para la primera parte de tu estadía y después ampliar tu reserva o cambiar de opción más adelante. ¡Flexibilidad ante todo!

 

4. Haz un curso

Tener un cierto nivel de inglés (normalmente un mínimo de B2) suele ser un requisito indispensable para hacer unas prácticas, y precisamente por eso la mayoría de programas empiezan con un curso de idiomas, ¡además de que tiene muchas ventajas! Para empezar, aunque suene un poco obvio, mejorarás tu inglés hasta alcanzar el nivel necesario. Y, por si fuera poco, hacer un curso te ayudará a ir acostumbrándote a hablar el idioma todos los días y a ir aprendiendo el vocabulario que necesitarás cuando empieces las prácticas.

Por otro lado, si ya tienes un nivel más que respetable, siempre puedes hacer un curso de formación en turismo, gestión de empresas u hostelería, entre otros. Lo bueno de estos cursos es que el personal también te orientará durante todo el proceso de búsqueda de prácticas y te ayudará a conseguir un puesto. Asimismo, ¡hacer un curso es una forma estupenda de conocer gente! Al fin y al cabo, todo el mundo sabe que lo mejor de viajar al exterior es la gente que se conoce.

 

5. ¡Manos a la obra!

¡Y ahora llega el momento que estabas esperando! Después de dedicar tantísimo tiempo a buscar información, planificar, ahorrar y estudiar, ¡por fin vas a empezar tus prácticas! Entre los sectores más comunes para hacer unas prácticas se encuentra el mundo empresarial, la hostelería y el turismo, la atención al cliente y las comunicaciones. ¿Que cuáles son las claves del éxito? Pues es tan sencillo como poner el máximo de tu parte, es decir, sé puntual, da lo mejor de ti a la hora de realizar tus funciones, esfuérzate en conocer a tus compañeros de trabajo y haz preguntas según vayan surgiendo. Al final, todo ese esfuerzo merecerá la pena por adquirir esa inestimable experiencia y, quién sabe, ¡quizá hasta te lleves a casa una excelente carta de recomendación!

¡Encuentra unas prácticas en Canadá!

Por Leah Ganse

¿Qué opinas?