¿De verdad es tan difícil aprender ruso?

Aprender idiomas Junio 12, 2018

Con el Mundial a la vuelta de la esquina, todas las miradas están puestas en Rusia, ¡e incluso puede que tú mismo pongas rumbo a este país para animar a tu equipo favorito! Hablar un poco el idioma local puede facilitarte mucho las cosas mientras viajas, pero te estarás preguntando: ¿de verdad es tan difícil aprender ruso? ¡Te lo contamos paso a paso para que decidas por ti mismo si te atreves a dar el salto!

 

1. Empieza con el alfabeto

Lo primero es lo primero… Hay que empezar por lo básico. Aunque el alfabeto cirílico puede dar algo de miedo, ¡solo tiene 33 letras! Comparado con los más de 3000 caracteres del chino, eso no es nada. Una vez que dediques un tiempo a aprenderte el alfabeto (que no será mucho), ya te sentirás más cómodo en tu viaje por Rusia, pues todo a tu alrededor estará escrito en cirílico.

 

2. La pronunciación es fonética

Otra razón por la que no es tan difícil aprender ruso como te imaginas es que la pronunciación rusa es fonética, por lo que una vez que te sepas el alfabeto cirílico, ¡lo único que tienes que hacer es pronunciar los sonidos! Esto te resultará especialmente útil cuando te enfrentes a algunas de las kilométricas palabras del ruso, que su dificultad tienen, todo hay que decirlo… Eso sí, si te ves superado, prueba a dividir la palabra y pronunciar cada parte por separado antes de volver a unirlas.

 

3. Un montón de préstamos

Los angloparlantes se alegrarán de ver la cantidad de cognados del inglés que hay en ruso, pero también hay un montón de préstamos del alemán, el francés y el italiano. Al principio te parecerán totalmente distintos al estar en cirílico, ¡pero en cuanto los leas en voz alta quizá reconozcas más palabras de las que te imaginas!

 

4. Muchas reglas, pocas excepciones

Sí, es cierto que el ruso es un idioma con un gran amor por las reglas y, sí, para qué nos vamos a engañar, vas a tener que aprenderte de memoria un sinfín de ellas. Ahora bien, una vez que las interiorices, ¡te alegrará comprobar que rara vez no se cumplen! Esto es especialmente cierto con el género (que en ruso puede ser masculino, femenino o neutro), así que solo tendrás que memorizar las reglas para cada uno.

 

5. Menos tiempos verbales y ni un solo artículo

Según el verbo, en ruso solo hay dos (pasado y futuro) o tres (pasado, presente y futuro) tiempos verbales. Si a esto le añadimos que en ruso no hay artículos (como «uno», «el» o «la»), aprender este idioma ya empieza a sonar mucho más factible, ¿verdad? Eso sí, tendrás que lidiar con las famosas seis declinaciones, también conocidas como casos, pero en cuanto las domines, ¡ya habrás superado una de las mayores dificultades del ruso!

 

6. Aprende a toda velocidad en Rusia

Ni que decir tiene que estudiar en inmersión es la forma más rápida de aprender un idioma, y el ruso no es ninguna excepción. No obstante, a diferencia de en otros países, en Rusia se hablan menos idiomas extranjeros, así que no podrás depender tanto de tu lengua materna y tendrás que hablar ruso. Lo bueno es que a los rusos les encantan los extranjeros que se esfuerzan por hablar su idioma, ¡así que no tengas miedo a equivocarte! Además, si te apetece viajar por la zona, también podrás poner a prueba tu ruso en Bielorrusia, Ucrania, Estonia, Letonia, Georgia, Lituania, Kazajistán, Kirguistán, Azerbaiyán, Moldavia, Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán.

 

Entonces, ¿de verdad es tan difícil aprender ruso? Pues la verdad es que la respuesta es «sí» y «no». Como con cualquier otro idioma, ¡lo más importante es estar motivado y ponerle empeño! Qué dices, ¿nos vemos en el Mundial?

Encuentra cursos de inmersión de ruso

By Leah Ganse

What do you think?